Mitos y Realidades

Sin Adicciones

Mitos sobre el Alcohol

  1. Mito: Si bebes alcohol con el estómago vacío, se te sube más”.
    Verdadero
    Realidad: No es buena idea beber alcohol sin haber comido porque tu cuerpo lo absorbe de manera más rápida que cuando tienes alimento en el estómago.

  2. Mito: Una no es ninguna.
    Falso
    Realidad: Una es una. Una bebida cargada puede equivaler a dos normales. Y acuérdate, si tomas dos copas seguidas, lo más probable es que no pases la prueba del alcoholímetro.

  3. Mito: El alcohol aumenta la potencia sexual.
    Falso
    Realidad: El alcohol puede favorecer la desinhibición para conquistar o iniciar relaciones sexuales, pero tiene un efecto inhibidor de los mecanismos fisiológicos que intervienen en la respuesta sexual, favoreciendo así episodios de impotencia sexual.

  4. Mito: Una copa de vino tinto es saludable.
    Falso
    Realidad: Algunos estudios demuestran que consumir una copa de vino al día puede ayudar a bajar el colesterol, sólo en adultos. Sin embargo, hay que limitarse efectivamente a una copa de vino por día, siempre y cuando no se padezcan enfermedades tales como hepatitis, diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal, gastritis o úlcera.

  5. Mito: Beber los fines de semana no hace daño.
    Falso
    Realidad: El daño que provoca el alcohol depende de la cantidad que se ingiere, no es lo mismo consumir un par de copas un fin de semana, que embriagarse todos los fines de semana, ya que el alcohol causa daño en el cerebro y el hígado; además de producir, accidentes y actos de violencia, etc.

  6. Mito: Es importante enseñar a los niños a beber desde chicos.
    Falso
    Realidad: El consumo de alcohol en los niños produce daños mayores porque su cerebro está en proceso de maduración; además, la tolerancia se desarrolla más rápidamente y son más vulnerables desarrollar diabetes, cirrosis hepática, pancreatitis, a largo plazo.

  7. Mito: Hay personas que saben beber y no se emborracha aunque beban mucho.
    Falso
    Realidad: El hecho de que una persona tome en exceso y parezca que no está intoxicada, significa que ha desarrollado lo que se conoce como tolerancia, lo que es un signo de alarma, puesto que puede existir un problema de dependencia o adicción, dado que su organismo requiere de mayor cantidad de alcohol para sentir los mismos efectos.

  8. Mito: El alcohol ayuda a superar la timidez, a hacer amigos y a ligar más fácilmente.
    Falso
    Realidad: El alcohol no modifica tu carácter, no hace que seas más sociable ni acaba con la timidez.

  9. Mito: El tomar alcohol te ayuda a mejorar tu estado de ánimo y a olvidar tus problemas.
    Falso
    Realidad: Beber alcohol no ayuda a desaparecer tus problemas; al contrario, reduce tu capacidad para afrontarlos. Es mejor aprender a resolverlos y a tomar decisiones con la mente clara.

  10. Mito: Comer chilaquiles o sudar, ayuda a bajar la cruda más rápido.
    Falso
    Realidad: La intoxicación alcohólica depende de la cantidad de alcohol en la sangre y de la velocidad a la que el hígado puede eliminar el alcohol del cuerpo. La cruda no se baja más rápido, haciendo ejercicio o comiendo alimentos con picante.

  11. Mito: Tomar un café “cargado” o bañarse baja la borrachera.
    Falso
    Realidad: Una vez que el alcohol ya está circulando en la sangre, sólo el tiempo podrá eliminarlo. Tampoco sirve el baño con agua fría.

Mitos sobre el Tabaco

  1. Mito: El puro hace menos daño que el cigarrillo.
    Falso
    Realidad: La nicotina en sus diferentes formas de consumo, aumenta la presión arterial y la frecuencia cardiaca, y produce adicción. Los fumadores de cigarrillo tienen más probabilidades de tener cáncer de pulmón; y los fumadores de puro tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de boca.

  2. Mito: Los fumadores, sólo afectan su salud.
    Falso
    Realidad: Los fumadores afectan la salud de otras personas porque la exposición pasiva al humo del tabaco también produce daños en quienes están al alcance del humo.

  3. Mito: Puedo dejar de fumar el día que quiera.
    Falso
    Realidad: Cada persona es diferente y no se puede generalizar. La mejor manera de saber si esto es cierto o no, es tratar de dejar de fumar cigarrillos hoy, y ver qué pasa. Algunas personas pueden dejarlo a la primera, pero otras sólo llegan a dejarlo después de varios intentos.

  4. Mito: Cuando dejas de fumar engordas.
    Falso
    Realidad: Los estudios indican que cuando dejan de fumar algunas personas bajan de peso, otras aumentan o se mantienen en su peso. En algunas personas la falta de nicotina produce cambios metabólicos, pero estos efectos son de corta duración. Cuando un ex fumador engorda es porque generalmente ha sustituido fumar por comer en exceso.

  5. Mito: Los cigarros light hacen menos daño.
    Falso
    Realidad: Aunque los cigarros light sean bajos en nicotina y alquitrán, provocan los mismos daños a los fumadores.

Mitos sobre las Drogas

  1. Mito: Los consumidores de drogas pueden dejar de usarlas cuando quieran.
    Falso
    Realidad: Las personas que tienen adicción o dependencia de alguna sustancia, sólo pueden dejar de usarlas con ayuda de un programa de tratamiento y el apoyo de un profesional de la salud.

  2. Mito: Las drogas causan daño, sólo cuando se consumen durante mucho tiempo.
    Falso
    Realidad: El potencial adictivo varía en cada droga.

  3. Mito: Los jóvenes no pueden convertirse en adictos.
    Falso
    Realidad: La adicción puede desarrollarse a cualquier edad, depende del potencial adictivo de cada droga.

  4. Mito: Las drogas alivian el estrés y ayudan a soportar los problemas.
    Falso
    Realidad: Los efectos de ciertas sustancias pueden hacer que durante su efecto, los problemas se olviden, pero cuando éstos desaparecen, las personas se dan cuenta que sus problemas continúan, y probablemente han aumentado.

  5. Mito: La mariguana hace menos daño que el tabaco.
    Falso
    Realidad: La mariguana tiene más sustancias que provocan cáncer que el tabaco, y produce bronquitis crónica, además de otros efectos negativos a largo plazo.

  6. Mito: Se puede saber si la mariguana ha sido adulterada con otras sustancias.
    Falso
    Realidad: Es posible agregar sustancias químicas a la mariguana, que pueden ser peligrosas, sin que el consumidor pueda darse cuenta.

  7. Mito: La cocaína es adictiva, sólo si se inyecta.
    Falso
    Realidad: La cocaína produce adicción muy rápidamente, no importan la vía de administración.

  8. Mito: La inhalación de thinner o de cemento produce efectos tan rápidamente que no puede dañar el organismo.
    Falso
    Realidad: Los inhalables se introducen en la sangre en segundos y circulan por todo el cuerpo, pudiendo provocar ataques del corazón o muerte por sofocación, pues remplazan el oxígeno de los pulmones.