Preguntas Frecuentes

Estrés

  1. ¿Qué es la salud mental?
    Es un estado de bienestar en el cual el individuo se da cuenta de sus propias aptitudes, puede afrontar las presiones cotidianas de la vida, puede trabajar productiva y fructíferamente y es capaz de hacer una contribución a su comunidad (OMS, 2004). En general, se puede decir que es el estado de equilibrio entre la persona y las diferentes áreas de su vida.
  2. ¿Cómo puedo saber si tengo buena salud mental?
    Las personas con buena salud mental están conscientes de sus pensamientos, sentimientos y conductas; han aprendido maneras saludables para afrontar el estrés y los problemas de la vida cotidiana; se sienten bien acerca de sí mismas; tienen relaciones interpersonales saludables y mutuamente satisfactorias y pueden mantener un balance en todos los aspectos de la vida, física, mental, emocional y espiritual. ¡Evalúa qué de esto te falta hacer, para mejorar tu salud mental!
  3. ¿Qué es el estrés?
    El estrés es un conjunto de respuestas naturales, automáticas y organizadas de nuestro organismo que nos sirven para responder a las situaciones cotidianas de nuestra vida. Es una reacción normal que todos los seres humanos experimentamos y que necesitamos para vivir, pero que debemos aprender a manejar. Existen dos tipos de estrés: positivo y negativo; aunque también por su intensidad y duración puede clasificarse en agudo o crónico.
  4. ¿Qué relación hay entre el estrés y mi salud mental?
    La salud mental ayuda a determinar cómo manejamos el estrés y las diversas situaciones de la vida, cómo nos relacionamos con otras personas y tomamos decisiones. Al igual que la salud física, la salud mental es importante en todas las etapas de la vida para nuestro nivel de bienestar. Si sabemos manejar adecuadamente las situaciones estresantes de nuestra vida, tendremos salud mental. Si el estrés es una reacción natural, ¿por qué a veces lo siento como algo desagradable?
    Porque existen varios tipos de estrés. El estrés es positivo cuando nos ayuda o motiva a lograr nuestras metas, entonces nos sentimos con energía y listos para la acción, sin embargo, si nuestros recursos ya no son suficientes para enfrentar una situación, se transforma en un estrés negativo y podemos sentir cansancio, malestar, enojo, preocupación o tristeza.
  5. ¿Ser adolescente me estresa más?
    La adolescencia es un periodo de muchos cambios. Dejas de ser niño(a) para ser adolescente, comienzas a formar tu propia identidad. Experimentas cambios físicos, biológicos, emocionales, a nivel familiar, escolar y con tu grupo de amigos que propician que te sientas agobiado(a) y confundido(a) por los desafíos que tienes que enfrentar. En esta etapa por lo tanto, es normal que se generen mayores situaciones estresantes.
  6. ¿Cómo sé que estoy estresado(a)?
    Algunas señales que te pueden indicar que estás experimentando estrés negativo son: si te sientes de mal humor, irritable, frecuentemente cansado, tienes dificultad para dormir, sólo ves el lado negativo de la situación que estás viviendo, te has alejado de las personas y aunque sientes que haces tu mejor esfuerzo no lograras tus metas. Es importante que sepas que las señales varían de persona a persona, pero es importante que reconozcas las tuyas, para que actúes manejando mejor tu estrés.
  7. ¿Qué nos estresa?
    En general, cualquier situación que nos produce tensión y no sabemos manejar bien. Puede ser un evento, persona, objeto, estímulo o situación importante. Los estresores ante los que cada persona responde tienen que ver con su historia de vida y experiencias negativas.
  8. ¿Es normal que sienta que se me sale el corazón y respire más rápido cuando algo me estresa?
    Sí. Cuando experimentamos el estrés agudo, hay una elevación de la presión arterial, aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, entre algunas otras, si esto no sucediera, sería muy difícil responder a los estresores, pero una vez que la situación estresante pasa, los sistemas del cuerpo, involucrados regresan a su estado normal.
  9. ¿Puede el estrés causarme problemas de salud?
    Sí, el estrés mal manejado se puede convertir en estrés crónico y puede causar problemas de salud o empeorar los que tengas. Por eso es importante que aprendas técnicas para manejarlo mejor.
  10. ¿Cómo afecta el estrés a mis emociones?
    Ante el estrés negativo es muy fácil que sientas entre otras cosas, malestar emocional. Te puedes sentir triste, preocupado(a), enojado(a) o con miedo. A veces las cosas que no podemos controlar nos generan mucha frustración. Lo importante es aprender a manejar esas emociones desagradables, con mejores estrategias de enfrentamiento, que aprenderás en éste Taller.
  11. ¿Cómo afecta el estrés en mi conducta?
    Generalmente cuando estamos viviendo una situación estresante, nuestro cuerpo se activa más rápidamente, nos equivocamos más, nos movemos de manera más torpe, podemos sentirnos inquietos, mover las manos y piernas continuamente, hablar, comer y caminar rápido, mordernos las uñas, tener dificultad para estar sentados… lo mejor que podemos hacer al respecto es respirar profundamente, tranquilizarnos y utilizar estrategias para un mejor enfrentamiento del estrés.
  12. ¿Qué relación hay en mi forma de pensar y el estrés que siento?
    Muchas veces las cosas que pensamos y nos decimos a nosotros mismos, sobre la situación que estamos viviendo, repercuten en la manera como actuamos y nos sentimos. Pon atención en los mensajes negativos que te puedes estar enviando a ti mismo, ya que estos pensamientos pueden influir a que experimentes un estrés negativo.
  13. ¿Por qué me estreso tanto?
    Se experimenta más estrés cuando una situación se percibe como peligrosa, difícil o dolorosa y no se tienen los recursos para enfrentarla de la mejor manera. Es decir, cuándo la forma en que reaccionas ante una situación de estrés no te produce alivio o bienestar, y por el contrario, te genera más malestar, es necesario que cambies de estrategia para enfrentar el estrés.
  14. ¿Qué situaciones de la vida pueden causar estrés crónico?
    Las situaciones dependerán de cada persona y el momento que estén viviendo, pero existen algunas que podemos mencionar, por ejemplo: las dificultades en la comunicación con familiares y amigos, los problemas económicos, la enfermedad de algún familiar, las cargas excesivas de la escuela o trabajo, el uso o abuso de sustancias (alcohol, tabaco, drogas), sentirte solo o vivir violencia. Cuando el estrés ante estas situaciones se prolonga por más de 6 meses, estamos hablando de un estrés crónico.
  15. ¿Qué puedo hacer para disminuir mi estrés?
    Hacer ejercicio de manera regular, practicar técnicas de relajación y respiración, tener expectativas realistas, pensamientos positivos, comunicar de manera efectiva tus opiniones y sentimientos y contar con personas de confianza. En éste taller podrás aprender algunas de éstas técnicas.
  16. ¿Cómo puedo prevenir que el estrés negativo afecte mi vida?
    El primer paso será identificar aquello que te causa estrés. El segundo paso será conocer cómo reaccionas, qué haces ante el evento estresante y tercero evaluar si te funciona. Si no te funciona, será conveniente que pienses en otras opciones de solución. La base de todo esto es ¡reconocer cómo reaccionas ante situaciones estresantes, evaluar si esto te ha funcionado, y si no, podrás aprender mejores técnicas para enfrentarlo!
  17. ¿Para qué me sirve respirar profundamente cuando estoy estresado(a)?
    La respiración profunda es la forma más sencilla y rápida que tiene el cuerpo para regresar a su equilibrio. Armoniza las respuestas del organismo y te ayuda a sentirte más tranquilo(a), aclara tu mente para que puedas pensar antes de actuar. Es la clave para iniciar el autocontrol que necesitas cuando sientes que el estresor es muy intenso.
  18. ¿Por qué es importante contar con alguien que me escuche?
    Hablar con tus amigos, tu pareja o algún familiar, te da la oportunidad de expresar tus sentimientos. Saber que hay personas que se interesan por ti y te quieren, te ayudará a sentir con menor intensidad las situaciones estresantes, porque sabrás que no estás solo(a). Tener poco o ningún apoyo hace que las situaciones estresantes sean aún más difíciles de manejar.
  19. ¿Qué puedo hacer cuando percibo una situación como estresante?
    Busca tranquilizarte y hazte 3 preguntas:
    • ¿Es una situación que pronto desaparecerá o se trata de un problema que tendré que enfrentar por largo tiempo?
    • ¿Puedo hacer algo para controlar esa situación y solucionar el problema, o únicamente debo enfocarme en controlar mi reacción ante esa situación?
    • ¿Qué me corresponde hacer a mí para resolver este problema, y qué parte le corresponde a los demás?
    Después, elabora un plan de acción sobre lo que sí podrías hacer tú, esta técnica la aprenderás paso a paso en este Taller.
  20. ¿Qué hago si después de haber intentado manejar la situación estresante, no pude lograrlo?
    En algunas ocasiones, el estrés puede convertirse en algo demasiado fuerte para nosotros, puede provocarnos sensaciones y sentimientos muy desagradables que nos causen malestar y hasta pongan en peligro nuestra salud. Si después de aprender y practicar nuevas estrategias para manejar el estrés no logras controlarlo adecuadamente, pide ayuda con algún profesional en salud mental para que te ayude. Siempre habrá formas y alternativas positivas para sentirte mejor.
  21. ¿Se puede aprender a manejar mejor del estrés negativo?
    Requiere de mucha práctica y constancia pero sí es posible. Existen técnicas que te pueden ayudar para que te conozcas más y modifiques lo que no te beneficia, por formas más saludables de enfrentar el estrés. Aquí aprenderás técnicas para manejar mejor tu estrés.
  22. ¿Qué consecuencias puedo tener si no logro manejar mi estrés adecuadamente?
    Cuando existe una sobrecarga de estrés y se maneja de manera inadecuada, te genera daños a la salud física y emocional como ansiedad, agresión, depresión, irritabilidad y hasta la violencia; incluso te pueden llevar al uso o abuso de tabaco, drogas o alcohol. Lo recomendable es que aprendas a manejar tu estrés para que prevengas daños mayores.
  23. ¿Qué factores influyen para que yo experimente una situación como estresante?
    La experiencia de vida, los factores socioculturales, familiares y biológicos. Sin embargo, uno de los más importantes es la manera en la que piensas. Mientras más negativa percibas esa situación y te digas continuamente que no podrás resolverla, mayor será el nivel de estrés que experimentes; tus pensamientos negativos le darán el significado pesimista a esa situación, aumentando así tu estrés.
  24. ¿Distraerme ayuda a relajarme?
    Hacer actividades recreativas y divertidas ayuda a despejarte de la situación estresante, sin embargo no la elimina ni la resuelve. En cambio la técnica de relajación, te lleva a un estado de tranquilidad, pero de alerta y conciencia activa que te ayuda a despejar tu mente para pensar en posibles soluciones.
  25. ¿Cómo puedo reconocer cuáles son las situaciones que me estresan?
    Podrías comenzar haciendo una lista de las cosas que te estresan de ti, de tu casa, de tu familia, de tus amigos, de tu escuela o trabajo, de tu entorno. Esta es una técnica útil y práctica para comenzar a darte cuenta en qué área de tu vida percibes estresores.
  26. ¿A todos nos estresa lo mismo?
    No. Las personas, cosas, objetos o situaciones que nos pueden estresar, son diferentes para cada persona.
  27. ¿De qué depende la forma en la que respondemos ante el estrés?
    De la situación que esté estresándonos, de nuestra personalidad, de nuestro entorno y de la fase de estrés en la que nos encontremos.